La grandeza de una madre que creyó en su hijo

Os adjuntamos este artículo que consideramos de interés en nuestra tarea educativa:

Pilar Jericó

Ayudarnos a identificar y conquistar la emoción del miedo es uno de los grandes objetivos de Pilar Jericó. Es doctora en Organización de Empresas y posee una amplia formación internacional con estudios de especialización en Harvard y en la Universidad de California, entre otras. Escritora, profesora en la Universidad Carlos III y en diferentes escuelas de negocio, de forma paralela a su actividad docente, Pilar Jericó se dedica a la divulgación sobre temas como el desarrollo personal y el liderazgo a través de conferencias y colaboraciones en medios como El País. Jericó ha sido galardonada como una de las 100 Mujeres Líderes en España. Pilar hace hincapié en títulos como ‘No Miedo’, ‘Poderosamente frágiles’, ‘¿Y si realmente pudiéramos?’, en la educación y la confianza como el mejor antídoto para enfrentarnos a nuestras incertidumbres cotidianas, y de esta manera, aprender a educar en el “no miedo” a nuestros hijos: “Nuestros hijos son nuestros maestros, son nuestros espejos de aquellas dificultades que a veces tenemos”. La cultura, la educación y los refuerzos positivos son capaces de gestionar los miedos innatos, concluye Jericó.

Fuente: Aprendemos juntos

“Preparamos a nuestros hijos para los aplausos, no para las equivocaciones”

Os adjuntamos este artículo, que consideramos de interés en nuestra tarea educativa:

Lucía Galán

“No quiero dar una imagen de madre perfecta a mis hijos; no quiero que ellos me vean como una mujer inquebrantable. ¿Por qué? Porque cuando pasen los años y ellos salgan ahí fuera, al mundo real, y tengan su primera caída, su primer fracaso, no quiero que se vengan abajo pensando: ‘Qué decepción. Mi madre aquí nunca se hubiese caído, porque mi madre era perfecta’”. Lucía Galán Bertrand es pediatra, escritora, madre y conferenciante, más conocida como ‘Lucía Mi Pediatra’, Premio Bitácoras al mejor blog de Salud e Innovación Científica 2015 y Premio Mejor Divulgadora de España por la Organización Médica Colegial 2018. Ha publicado, entre otros libros, los títulos ‘Lo mejor de nuestras vidas’, ‘Eres una madre maravillosa’, ‘El viaje de tu vida’ y ‘Cuentos de Lucía Mi Pediatra’. Recientemente ha sido nombrada miembro del Comité Asesor de UNICEF y ha convertido la pediatría en materia de debate con base científica a través de las redes sociales. Su labor divulgadora no se limita a informar sobre mitos de la salud, virus y fiebre, antibióticos y vacunas, sino también educación emocional. Desde rabietas y frustraciones a educar en la empatía y la cooperación: «No hay tercer mundo, ni primer mundo. Todos pertenecemos a este mundo y es nuestra responsabilidad dejarlo un poco mejor de lo que lo hemos encontrado», concluye.

Fuente:Aprendemosjuntos

“Sobreproteger a los niños es desprotegerlos”

Os adjuntamos este artículo que consideramos de interés en nuestra tarea educativa:

Eva Millet

Periodista y escritora especializada en educación y crianza, Eva Millet advierte de los efectos en niños y jóvenes de la “hiperpaternidad”, un modelo que surgió en Estados Unidos con la primera generación “milenial” y que ya ha llegado a España. Este nuevo fenómeno va “de la sobreprotección al control excesivo, tanto en casa como en el aula”, desautoriza a los profesores e invade el espacio de los niños en la escuela. Millet ha investigado este cambio en la educación a través de entrevistas a psicólogos, pedagogos, educadores, padres y maestros, a quienes da voz en sus libros “Hiperpaternidad” e “Hiperniños”. La autora señala que este sistema de “crianza monstruosamente intensiva” está creando una generación de jóvenes ansiosos, impacientes, dependientes, con miedos y baja tolerancia a la frustración, que además se refleja en su aprendizaje y rendimiento académico. Millet propone que “las madres tigre, los padres apisonadora o helicóptero” den paso hacia un modelo que les permita relajarse, confiar en el sentido común y en los hijos, y no apostar solo por la acumulación de experiencias y conocimientos, sino por una “educación del carácter” que refuerce su empatía, resistencia, valores y tolerancia a la frustración.

Fuente:Aprendemos juntos

«Educar en lenguaje positivo»

Os adjuntamos este artículo, que consideramos de interés en nuestra tarea educativa:

Frases como “Si suspendes no vas a ser nada en la vida”, “Si no estudias, no sales de casa”, “No vas a aprobar”, “Mejor ni lo intentes”, “Esto no se te da bien” han sonado, al menos, una vez en la vida de cualquier estudiante en nuestro país. ¿Qué consecuencias tiene utilizar este tipo de expresiones cuando nos dirigimos a los menores?

El pionero en la investigación del lenguaje Luis Castellanos propone un cambio educativo en su último libro Educar en lenguaje positivo (Paidós). Los fundamentos científicos y la metodología de su Proyecto “Palabras Habitadas”, que recientemente se ha puesto en práctica en el Instituto Profesor Julio Pérez, de Rivas-Vaciamadrid, se exponen en este libro como recurso educativo para padres y profesores.

Pregunta. ¿Cómo influye la palabra en el pensamiento y este en el comportamiento del niño?

Respuesta. Que el pensamiento moldea el cerebro está demostrado científicamente, con estudios que analizan cómo una mala palabra disminuye la capacidad cognitiva del sujeto. Hasta ahora, la Humanidad ha sobrevivido gracias a una serie de emociones negativas, como el miedo, porque el miedo nos defendía ante las amenazas. Pero esto ya no es necesario. Influimos en las capacidades de los niños a través del lenguaje y de las palabras que usamos con ellos.

P. ¿Y cómo se puede motivar a un niño a que estudie o se esfuerce a través de un lenguaje positivo?

R. No se trata de un optimismo buenista, sino de dar herramientas para el día a día. El error ha sido pensar que el éxito en la vida dependía de una consecución de cosas: estudios, trabajo, casa, pareja, hijos. ¿Eso garantiza una vida feliz? No, los padres no quieren que los hijos sean clones de ellos, sino que sean felices, que su historia de vida sea digna. El mundo nos duele porque nos han apretado los tornillos en la cabeza que son las palabras. No hemos prestado atención en la enseñanza y en casa al lenguaje que utilizamos hacia nosotros mismos y hacia los demás.

P. Un cerebro al que han hablado con malas palabras, ¿es diferente al cerebro que ha escuchado palabras positivas?

R. Rotundamente, sí. Nosotros lo llamamos “palabras habitadas”, que elegimos conscientemente. El cerebro es maleable y las conexiones sinápticas se ven influidas por las palabras, como expusimos en el libro anterior, La ciencia del lenguaje positivo. Hace años publicamos en Plos One los resultados de un experimento que hicimos con deportistas y estudiantes. Buscábamos “palabras clave”, positivas o negativas, y medíamos cómo reaccionaba el sujeto a los estímulos cuando escuchaba unas u otras. Medimos las reacciones cerebrales con resonancia magnética y electroencefalografía. Y comprobamos cómo, ante las palabras positivas, los sujetos eran más rápidos en la prueba y acertaban mejor a los estímulos. Esto es clave en la enseñanza y la comunicación con los estudiantes. Mejora su rendimiento cognitivo y su memoria con solo introducir cambios en el lenguaje con el que nos dirigimos a ellos.

P. ¿Qué consecuencias tiene a medio y largo plazo estas palabras negativas o el silencio?

R. No somos conscientes del daño que hace el castigo del silencio. Se le pasan mil cosas por la cabeza a ese niño: “¿qué he hecho mal, y si mis padres ya no me quieren, y si no me vuelven a hablar?” Su autoestima empieza a descender. El silencio se convierte en el mayor bullicio negativo en la cabeza de una persona. Un niño al que sus padres han castigado con el silencio en la infancia lo usará también como presión hacia sus iguales en su madurez. Tenemos que tomar conciencia de todo esto y “habitar” las palabras: escogerlas. Hasta ahora no sabíamos que una mala palabra a un niño puede llevarle a la autodestrucción o la destrucción de los otros. Pero ahora que lo sabemos, no podemos ignorarlo. El futuro de nuestros hijos, sus vidas, depende de ese uso del lenguaje.

P. ¿Qué han descubierto en el experimento “Palabras Habitadas” puesto en práctica en el instituto Profesor Julio Pérez de Madrid?

R. Fue asombroso comprobar cómo un año de trabajo introdujo grandes cambios en las clases, incluso con los niños más “disruptivos”, aquellos sentados en la última fila, capaces de romper una clase. Utilizamos todas las herramientas disponibles, como pegar palabras concretas en sus zapatos, escribir una frase motivadora en la pizarra… escribir el “Cuaderno de las Palabras Habitadas”, con objetivos. En un curso escolar vimos el cambio, que nos sorprendió a todos: los niños mejoraron su rendimiento, su capacidad de concentración y su relación con los iguales, con los profesores y sus padres. Solo hizo falta cambiar el lenguaje que se utilizaba en el día a día.

P. En su metodología propone a padres y profesores unas “listas de comprobación” para introducir estos cambios. ¿En qué consisten y para qué sirven?

R. Consiste en escribir listados con las palabras que usamos, para ser conscientes de cómo nos expresamos. Una anécdota curiosa sobre esto es cuando trabajamos con padres, que no se dan cuenta del lenguaje que usan con sus hijos. Las listas de comprobación les hacían ver que por las mañanas no habían dado los “buenos días” a sus hijos, mirándoles a los ojos. Despedirte de ellos, desear que tengan un buen día, preguntarle cómo está. En cambio, podían haber empleado palabras malsonantes o críticas. Vale. No se trata de autoflagelarse. No somos perfectos: si has tenido una discusión con tu hijo o le has hablado mal, no pasa nada. Reconcíliate, toma conciencia y elige mejor tus palabras la próxima vez.

Fuente:eligeeducar

Día de las Familias.

Con motivo del Día de la Familia, que se celebra el próximo miércoles 15 de mayo, el Gobierno de La Rioja ha elaborado un variado programa de actividades que incluyen talleres sobre corresponsabilidad, prevención de la violencia escolar, el desarrollo de una disciplina positiva o la animación a la lectura en familia. Una programación dirigida tanto a padres y madres como a niñas, niños y adolescentes.

En esta presentación han participado el consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Alberto Bretón; las directoras generales de Servicios Sociales y de Justicia e Interior, Celia Sanz y Cristina Maiso, respectivamente,  José Luis Roca de la Asociación Deportiva Corre que te pillo, y Pilar Díaz de la Fundación Síndrome de Dravet.

En su intervención, Bretón ha subrayado que «para el Gobierno de La Rioja la familia siempre ha sido una prioridad, y sabemos que apoyarla es la mejor inversión social que podemos realizar. “Así lo hemos demostrado” durante estos cuatro años en los que hemos trabajar por proporcionarle un apoyo real en todos los ámbitos: conciliación laboral y familiar, maternidad y paternidad, apoyo a jóvenes y menores y un marco fiscal favorable».

En este sentido, el consejero de Políticas Sociales ha destacado que “nuestro objetivo con la celebración de este Día de la Familia es ofrecer la formación y las herramientas necesarias para que los progenitores puedan aprender modelos educativos positivos o, por ejemplo, técnicas de comunicación eficaces para desempeñar sus funciones como padres”.

Los actos por el Día de la Familia comenzarán el lunes 13 de Mayo a las 17.30 horas con el taller para madres y jóvenes gestantes sobre ‘Disciplina positiva: desarrollando relaciones de respeto mutuo, que se desarrollará en las dependencias del Centro Infantil La Cometa. Este seminario, enmarcado en el Programa Buenos Tratos, busca que las usuarias aprendan a educar con amabilidad y firmeza y que, al mismo tiempo, descubran el respeto mutuo como norma de conducta y asimilen técnicas de comunicación eficaz con sus hijos.

Además, el Centro Asesor de la Mujer ha organizado para el martes, 14 de mayo, a las 18.00 horas, una actividad de animación a la lectura en familia, que dirigirá la promotora de igualdad y bibliotecaria, Luz López, en las instalaciones de este centro. Un taller de lectura emocional diseñado para que madres, padres o abuelos sepan identificar y gestionar las emociones de los cuentos y expresarlas.

Por otro lado, el Centro de Apoyo a la Familia CAF acogerá el día 15 de mayo un taller dirigido a padres, madres y menores de entre 8 y 14 años de edad titulado ‘Sé responsable con la corresponsabilidad’. Será a las 17.30 horas. En el mismo espacio, el lunes 20 de mayo a las 17 horas se ha programado el coloquio la ‘Prevención de la violencia escolar desde la familia’ que está enfocado a padres y madres de adolescentes de entre 12 y 18 años. Además, el 22 de mayo el CAF ha organizado en el Centro de Menores Virgen de Valvanera, a partir de las 16.30 horas, el taller ‘Crea tu hogar corresponsable’ dirigido a jóvenes, en el marco del Pacto por la Emancipación Juvenil, con edades comprendidas entre 18 y 35 años.

Finalmente, también desde el CAF se llevará a cabo este mes una campaña de sensibilización sobre la familia en redes sociales, y se ha organizado la actividad titulada Vivo con… Mi familia es, que se desarrollará en los centros educativos, para niños de 9 y 10 años en los que se trabaja la diversidad familiar y se fomentan los valores de la familia a través de dos dinámicas basadas en el juego.

El programa de actividades entorno al Día de la Familia cuenta también con iniciativas deportivas y solidarias. Concretamente el domingo 19 de mayo tendrá lugar en Logroño la V Carrera de la Familia, organizada por el club Corre que te pillo, y cuyos beneficios íntegros irán destinados a la Fundación Síndrome de Dravet.

La carrera, partirá a las 11 de la mañana desde el Paseo del Espolón. El precio de la inscripción es de cinco euros por persona, y puede realizarse a través de la página web del club www.correquetepillo.com. Todos los participantes en la prueba recibirán una bolsa del corredor y participarán en un sorteo al finalizar la carrera.

Centro de Apoyo a la Familia

El Centro de Apoyo a la Familia está ubicado en Logroño en la calle Muro de la Mata, 8, principal. Este centro ofrece un servicio integral a las familias, desde información y orientación social, a asesoramiento jurídico en materia de familia y atención psicológica ante las dificultades en el ámbito de las relaciones familiares.

Desde que se puso en marcha el CAF en noviembre de 2016, ha ido aumentando su actividad. En concreto, hasta el 31 de marzo de 2019 se han registrado 404 intervenciones (161 familias; 40 adolescentes;  58 parejas; 32 profesionales y 53 menores, principalmente) y se han concertado 808 entrevistas (264 de atención social; 379 de atención psicológica y 149 de atención legal, principalmente).

Fuente:https://actualidad.larioja.org

La mentalidad que puede cambiar la vida de un niño.

Os adjuntamos este artículo que consideramos de interés en nuestra tarea educativa:

Carol Dweck

Profesora de psicología en la Universidad de Stanford, Carol Dweck es una de las principales investigadoras y referentes internacionales en educación por sus ideas pioneras sobre mentalidad, motivación y desarrollo. Dweck es la creadora de los conceptos como mentalidad fija, las personas que creen que la inteligencia es innata e inmutable, y la mentalidad de crecimiento, aquellos que creen que sus habilidades pueden mejorar gracias al entrenamiento y el esfuerzo. La mentalidad de crecimiento es una de las propuestas más relevantes para la educación actual. Es de “vital importancia que nuestros hijos aprendan con una mentalidad de crecimiento en el mundo de hoy donde necesitamos niños que amen los desafíos y la incertidumbre, y que no se sientan superados”, destaca.

Dweck afirma que esta tendencia a considerar las habilidades como fijas o modificables tiene un profundo impacto en muchas áreas de la vida de una persona, especialmente en la motivación de los niños y profesores. Sus investigaciones concluyen que los padres, maestros y educadores pueden ayudar a fomentar la mentalidad de crecimiento. Elogiar solo la inteligencia de los niños puede tener un impacto negativo y favorecer una mentalidad fija. Por el contrario, si como padres o educadores, nos centramos en elogiar el proceso más que el resultado, los niños se enfrentarán mejor ante los desafíos en lugar de darse por vencidos cuando las cosas se complican.

Fuente: Aprendemosjuntos