Regalar tiempo, un recuerdo imborrable.

Os adjuntamos un artículo de Elvira Fernández Peña, que nos ha parecido muy interesante, “regalar tiempo en Navidad”.

Cuando eres niño, la Navidad es una de las fechas más especiales y memorables del año. Levantarse con la ilusión de la magia, de disfrutar de los días de vacaciones y de fiesta, de jugar con los regalos en familia,… Sin embargo, este momento ha ido cambiando con los años, paralelamente a cómo ha ido cambiando nuestra sociedad. Las mañanas navideñas en familia se han  ido transformando en las montañas de juguetes y regalos que parecen no acabar nunca. regalar-tiempoLo material ha sustituido a lo emocional y ahora demostramos el cariño, en muchas ocasiones, con el objeto; sin hacer un balance sobre la incidencia que lo material muestra en nuestra infancia. Por este motivo, una corriente impulsada inicialmente desde el mundo de la psicología, nos recuerda algo que aunque ya sabíamos, ha permanecido oculto en nuestros corazones durante bastantes pascuas: “Regala Tiempo”

Es una realidad innegable, que a pesar de los cambios sociales que presenciamos, la familia sigue siendo el principal sustento de la sociedad, más allá de sus variedades y estructuras. Por este motivo, el apego, la cultura y los estilos de crianza definen toda una serie de tradiciones que aunque se transforman, no pierden su esencia. Este es el caso del día de Navidad, que pretende aunar un espíritu de felicidad mediante los presentes, las costumbres, las historias, la magia y el misterio.

Esta semana nos hacíamos eco en nuestra fanpage en facebook de este vídeo que muestra cómo las prioridades en los regalos han cambiado, aunque nunca dejaron de estar presentes. El tiempo se convierte en nuestro regalo más preciado. Experimento  

Evidentemente, nos es imposible ponernos en la situación que propone el vídeo con los niños. Pero igualmente, sí nos sirve para concienciar de la importancia de disfrutar de los nuestros por encima del regalo material, del objeto.

Los niños no recordarán aquel juguete que tenía luces y colores ni aquella videoconsola más de lo que recuerden aquella nochebuena que encendisteis las bengalas, más que aquella Navidad que os fuisteis de viaje, más que aquella tarde de risas jugando todos juntos al fútbol después de la comida familiar. La apuesta actual para que los niños recuerden los regalos es ofrecer emociones. 

La tradición de regalar juguetes era básica en años de dificultades económicas, en las cuáles un regalo muy de vez en cuando era instantáneamente relacionado con el contexto cultural de una fecha señalada. Pero en momentos en los cuáles los niños tienen de todo, las emociones que conectan con la memoria a largo plazo, tienen que ir más allá del simple materialismo. Los recuerdos se gestan con lo emocional y significativo.

Así que estas navidades, te proponemos no que cambies los regalos de toda la vida, sino que sumes. Que sumes regalos no materiales para pasar tiempo con los niños que hagan de tus propuestas recuerdos imborrables.

1. Día sin tecnología

En muchas ocasiones los más pequeños de la casa nos ven conectados en exceso, sin prestar atención a lo realmente importante, ellos mismos. Un día con los móviles apagados es difícil, pero vale la pena intentarlo. Ir a pasar el día al monte o a la playa, aunque haga frío, sin dispositivos electrónicos, sin wi-fi, sin ordenadores, sin televisión. Un día sin videojuegos y sin informática, dedicando tu tiempo a ellos. Impagable.

2. Carta de agradecimiento.

Para toda la familia, puede ser un buen recurso escribir una carta de agradecimiento. Dar las gracias es terapéuticamente positivo y nos ayuda a fijar valores. Dar gracias a la vida, a la familia, nos puede acercar a momentos lúdicos pero también formativos, donde el aprendizaje se fusione con la parte emocional de agradecer la dicha de estar juntos.

3. Componer una canción juntos.

Componer unas rimas pedadizas está al alcance de todos. Y si alguien en casa toca la guitarra o algún instrumento para acompañar, la fiesta está asegurada. Esta actividad creativa puede hacer de una tarde de Navidad algo memorable, todos juntos entre risas y trabajando en equipo. Además lo que uno compone, perpetúa. Siempre puedes volver a cantarla, como una tradición.

4. Visita a los abuelos.

Una tarde en casa de los abuelos como visita de Navidad es un regalo para todos. Compartir momentos de barullo y risas contando anécdotas y recuerdos de miles de años atrás.

5. Una tarde de voluntariado.

Conocer realidades distintas a la nuestra puede ser un regalo perfecto en nuestras fechas, más si se hace en familia. Acompañar a nuestra infancia en actividades de voluntariado, marcará valores sociales de por vida. Si pasar tiempo de calidad con los nuestros es la consigna, haciéndolo mientras ayudamos a quienes más lo necesitan será un regalo irremplazable.

6. Cine, música, teatro y más.

Acompañarlos al cine, a un concierto o musical, al teatro,… Hay cientos de opciones de emplear tu tiempo en ellos. Estos son recuerdos imborrables que perduran por siempre. La primera película en el multicines, el concierto de su grupo favorito. Si los acompañas en estas actividades formarás parte de la CPU de su memoria seguro.

7. Mannequin challenge.

¿Por qué no ponerse algo frikis en estas fiestas? Me considero fan de este modo de hacer piña artístico y que aúna tantas destrezas. Concentración, atención, dramatización, equilibrio, etc. Les encantará.

8. Ese largo etcétera.

Y como esto mil ejemplos, nada que no conozcas. Una excursión, un juego de mesa, hacer sombras chinas, un teatrillo improvisado, una tarde de loca repostería, una manualidad en equipo, un paseo en tren, jugar al escondite, jugar a los gestos, bailar hasta agotarse, una gimkana, disfraces, repasar esas viejas fotografías,… Actividades todas ellas con un punto en común, un regalo imborrable. Tu tiempo.

Fuente:La atención selectiva 

 

 

¡FELIZ NAVIDAD!

La magia de la Navidad hace que un año se pasfelicitacion-20161e volando. Nos hace reflexionar sobre nuestros logros, y nos da fuerza para seguir adelante.

Que nunca nos falte un sueño por el que luchar, un proyecto que realizar, algo que aprender, un lugar donde ir y alguien a quien querer.

Este año los buenos deseos vienen en una cajita de PAZ, llena de ALEGRÍA, envuelta con CARIÑO, firmada con una SONRISA y enviada con un BESO.

¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO 2017!

Un nuevo estilo de juguetes sin etiquetas de género.

Queridas Familias, se acerca la Navidad y es momento de tomar decisiones para la compra de juguete12_dic_nuevo_estilo_juguetes_v1-01s de nuestros hijos e hijas. Os adjuntamos este artículo escrito por Alba Alonso, que nos ha parecido de interés:

Juguetes “para niños” o juguetes “para niñas”. En esas dos categorías se siguen dividiendo los juguetes en las navidades de 2016. No hay ningún cartel que así lo indique, pero parece que ya no hace falta. La publicidad y los medios de comunicación entre otros ya se han encargado de llevar a cabo tal separación a través de los colores y el tipo de juguetes. Pero, ¿y si mezclásemos juguetes de ambos mundos? ¿jugarían niños y niñas con ellos?

Juguetes “masculinos o femeninos” en un único juguete sin etiquetas.

Eso es exactamente lo que hicieron desde la emisora CapeTalk de CapeTown, Sudáfrica. Su proyecto #breakthemould decidió unir juguetes o accesorios de ambos mundos para crear nuevos juguetes de la mano del creativo Graham Lang, CEO de Y&R South Africa y Africa.

El verdadero objetivo del proyecto era saber si niños y niña jugarían con estos nuevos jugutoys-examples-breakthemouldetes, y si lo harían por igual. También fue interesante conocer la opinión y reacción de los padres y madres al respecto ¿comprarían ese tipo de juguetes? Estos nuevos juguetes sin etiquetas juntan ambos mundos para presentarnos a un malvado ejerciendo de papi con su bebé, a un superhéroe que es un”cocinitas”, a una “princesauria”, o a una hada ninja entre otros.

El resultado del experimento #breakthemould

El experimento reunió a familias para observar sus actitudes y opiniones antes los nuevos juguetes sin etiquetas de género. Según Graham Lang los padres fueron algo escépticos, pero a los peques les daba igual, simplemente querían jugar! En el siguiente vídeo-documental del experimento conducido por la locutora Pippa Hudson podréis observar algunas de estas reacciones: Video

Esta acción nos ha encantado, porque cuestiona, porque implica tolerancia, y porque sobre todo respeta las personalidades únicas de cada niño y cada niña.

http://www.realkiddys.com

 

Cinco ventajas de educar mediante el refuerzo positivo.

La técnica del bolígrafo verde, que apuesta por destacar los aciertos en vez de los errores, ha saltado recientemente a las redes sociales como ejemplo práctico y sencillo de una forma de enseñar basada en el refuerzo positivo. Te explicamos en qué consiste y cuáles son las ventajas de este enfoque, para que lo apliques en el día a día en la educación de tus hijos.

EL BOLÍGRAFO VERDE Y EL REFUERZO POSITIVO

La técnica del bolígrafo verde es tan simple como eficaz. Los artículos que en las últimas semanas han proliferado en Internet sobre este método relatan la historia de una madre que, al trabajar en casa con su hija series de letras y símbolos, optaba por marcar con bolígrafo verde las que mejor le salían, en vez de tachar o resaltar con rojo las que no estaban bien hechas. Este gesto evitaba centrar la atención de la pequeña en los errores y, en cambio, la ayudaba a fijarse en lo que hacía bien y repetirlo.

El método del bolígrafo verde es un ejemplo cotidiano basado en la teoría del refuerzo positivo, que mantiene que un comportamiento o actitud valorado positivamente tiende a repetirse. La recomendación, por lo tanto, es que en vez de limitarnos a castigar o regañar al niño por aquello que hace mal, resaltemos y valoremos las conductas o acciones positivas para perpetuarlas.

CINCO VENTAJAS DE EDUCAR MEDIANTE EL REFUERZO POSITIVO

Puedes aplicar la teoría del refuerzo positivo en casa en múltiples ocasiones: cboligrafo-verdeon los deberes de tus hijos, las labores que realizan en casa, su comportamiento en diferentes momentos o circunstancias, su modo de reaccionar ante los problemas… Para ello, solo debes recordar fijarte en lo positivo y no limitarte a destacar los errores, fallos o comportamientos inadecuados de tu hijo. No es necesario que recurras a premios o recompensas materiales: reconoce sus buenas actitudes con tu atención y tus elogios. Con esta sencilla actitud aprovecharás los beneficios del refuerzo positivo en el niño. Entre otras ventajas, este método:

1. Afianza los conocimientos. Cuando marcaba los símbolos que hacía bien, la madre del bolígrafo verde estaba dirigiendo la mirada de su hija hacia ellos y la ayudaba a fijarlos mejor en su mente, como una fotografía. Con el refuerzo positivo ayudas al niño a recordar lo que está bien, ya sea un símbolo, un contenido teórico de cualquier asignatura o una actitud. Esto contribuye a afianzar lo bueno o correcto y a desechar lo negativo o incorrecto.

2. Estimula el esfuerzo. Al sentir que se reconoce algo que ha hecho correctamente, el niño aprende a valorarlo y entiende que esforzarse por conseguir un buen resultado merece la pena. Así, incluso cuando ya haya dominado esa destreza, conocimiento o habilidad que hemos reforzado de forma positiva, aplicará la misma lógica del esfuerzo recompensado para el próximo reto que se le plantee.

3. Fomenta la receptividad. Si nos limitamos a criticar y destacar los fallos, el niño acabará perdiendo el interés y no prestará atención a indicaciones que solo le dicen lo que no debe hacer. En cambio, al incluir comentarios positivos y señalar lo que hace bien contribuiremos a que esté más receptivo y asimile mucho mejor cuál es el camino correcto para lograr más aciertos y menos errores.

4. Motiva y crea conductas. A través del reconocimiento de sus aciertos ofrecemos al niño un estímulo, despertamos su ilusión y sus ganas de actuar correctamente y hacer bien las cosas, ya sea un examen, una tarea en casa o un comportamiento social. El método del refuerzo positivo contribuirá a motivarle en busca del premio o aprobación pero, con el tiempo, creará una conducta, un hábito que formará parte de su personalidad. Así, el reconocimiento puntual y externo se verá sustituido por la propia satisfacción personal.

5. Mejora la autoestima. El refuerzo positivo no solo tiene ventajas en el ámbito escolar o educativo, sino que ejerce una influencia esencial en el plano psicológico y en el comportamiento. Al destacar lo que ha hecho bien ayudamos al niño a detectar sus fortalezas y mejorar su autoestima, evitamos el desánimo y la frustración y contribuimos a que construya una imagen de sí mismo real y positiva. 

Aulaplaneta