La mochila violeta.

mochila-387x550Un regalo a todas las mamás y papás que nos va a servir para todo el año. A través del siguiente enlace nos podemos descargar de forma gratuita La mochila violeta,  una guía recopilada por Natalia Enguix y Cristina López de la Asociación de Mujeres Politólogas de Granada repleto de buenas recomendaciones sobre literatura infantil y juvenil coeducativa.

En esta guía encontraremos pautas para elegir libros que eduquen en igualdad, con multitud de libros reseñados según edades, teniendo en cuenta temáticas como la  educación afectivo-sexual, la diversidad familiar, la prevención de la violencia de género, la visibilización de las mujeres en la historia. En definitiva, auténticos tesoros con la que se pretende facilitar a todas las personas interesadas la elección de literatura divertida y de calidad que fomente la imaginación huyendo de roles y estereotipos sexistas.

La literatura infantil y juvenil permiten a niños, niñas y jóvenes disfrutar fantaseando, divertirse relajándose al mismo tiempo, y es que los cuentos y otras lecturas son una fuente inagotable para la imaginación y la creación. Además, el papel de los cuentos es esencial en la infancia ya que en ellos se muestra un mundo mágico en el que la niña y el niño pueden descargar su ansiedad y miedos reales, expresando sus sentimientos, lo que supone una gran ayuda desde el punto de vista emocional.

Los niños y niñas se identifican con los personajes de las historias que escuchan y leen, con todo aquello que les ocurre y también con las decisiones que toman sus protagonistas, siendo una referencia de comportamiento. En este sentido su potencial educativo es enorme convirtiéndose en una herramienta de socialización de primer orden, en una etapa de la vida en la que se van interiorizando los valores, y las actitudes que determinaran la futura identidad de cada persona.

Desafortunadamente, en buena parte de la literatura que nuestros hijos e hijas consumen, y especialmente en los cuentos tradicionales el sexismo está presente en muchos sentidos; en la temática y los contenidos, en la elección de los personajes, sus acciones y relaciones, en los diálogos y el uso del lenguaje, en las imágenes e ilustraciones. En este sentido, los roles y estereotipos de género tradicionales, siguen transmitiendo valores discriminatorios que siguen perpetuando las desigualdades de generación en generación.

Estos roles y estereotipos de género presuponen comportamientos adecuados socialmente de forma diferenciada para niños y para niñas. Los personajes masculinos suelen ser los protagonistas que toman la iniciativa, los héroes valientes que salvan el mundo y a las mujeres. Ellos son fuertes, y valientes, decididos y ambiciosos a menudo incapaces de expresar sensibilidad. Por su parte, al sexo femenino se le sigue presentando, mayormente, a través de personajes secundarios, que esperan ser rescatadas en un papel pasivo, o siendo protagonistas pero con poca autonomía y decisión, guapas y bonitas, dulces y delicadas, ingenuas, intuitivas y sin destacar intelectualmente. De esta manera se invisibiliza que las chicas pueden ser valientes y aventureras, y que los chicos también son vulnerables y sienten miedo.

Es evidente que la sociedad avanza y las relaciones entre mujeres y hombres son cada día más igualitarias, las familias más diversas y los modelos de convivencia más variados, por lo que es fundamental que los cuentos reflejen esa realidad, con la riqueza social y cultural que conlleva. Si queremos construir una sociedad más igualitaria, la lectura infantil y juvenil ha de ser un instrumento, que ayude a romper con las ideas estereotipadas que existen en la actualidad sobre las mujeres y los hombres, y que muestre una visión del mundo basada en la igualdad, la tolerancia, el respeto y la libertad. Un mundo donde niñas y niños, independientemente de su sexo, puedan elegir los deseos, sueños e ilusiones que les gustaría alcanzar en la vida y tener las mismas oportunidades para conseguirlos, sin roles y estereotipos de género que les limiten.

  La mochila violeta.pdf

Texto: Cristina López Torres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *